Mindfulness y Reducción de Estrés

Fibromialgia con Mindfulness: mirar el dolor con amabilidad alivia el malestar

La fibromialgia es una enfermedad que, pese a estar bastante extendida, aún es una gran desconocida para la mayor parte de la población. Los síntomas más habituales de la fibromialgia pueden parecer comunes a otras patologías e incluso pueden confundirse con períodos de estrés, depresión o sobrecarga de trabajo. Lo que supone que la comunidad médica encuentra muchas dificultades a la hora de emitir un diagnóstico certero.
Una persona que padece de fibromialgia siente un dolor muscular generalizado e intenso, fatiga crónica y trastornos del sueño. Su vida cotidiana puede verse considerablemente afectada ya que los casos más graves impiden al paciente realizar las actividades más básicas, como vestirse, por ejemplo.
Con frecuencia, la aparición de la fibromialgia se asocia con la depresión, el trastorno de estrés postraumático, un trauma emocional, lesiones repetitivas, algún tipo de desequilibrio en los neurotransmisores cerebrales o el mal funcionamiento del sistema nervioso central.Las mujeres son mucho más propensas a padecer de fibromialgia que los hombres.

Mindfulness y fibromialgia
getty_rm_photo_of_woman_holding_neck
Los afectados por fibromialgia saben que necesitan una gran dosis de voluntad y paciencia. El control cognitivo del dolor, la reducción del flujo sanguíneo al cerebro, la huida del estrés o continuar en la medida posible con una vida social activa son básicos para dormir mejor, conseguir que los músculos dejen de estar en tensión y aliviar el dolor.
En este sentido, el mindfulness es capaz de reducir la sensación de dolor en aquellas personas que sufren dolores crónicos, como es el caso de los pacientes aquejados de fibromialgia.
El mindfulness es una práctica que ayuda a las personas a cuidar la salud de su mente y de su cuerpo usando la atención sin juicios, a centrarse en el momento presente, poniendo el foco en la introspección, continua e inmediata, de las sensaciones, las percepciones, los estados de ánimo y los pensamientos. Este aprendizaje consigue aliviar el dolor a nivel neural y mejora la calidad de vida de los pacientes de fibromialgia.

Reducción de los síntomas y del dolor gracias al mindfulness
La pregunta que te estarás haciendo es ¿cómo consigue el mindfulness aliviar los síntomas de la fibromialgia?
El mindfulness como práctica de meditación consciente incide sobre la actividad cerebral, logrando, por un lado, desactivar las áreas de evaluación negativa del dolor y, por otro, activar aquellas relacionadas con los procesos de sanación y resiliencia. De esta manera, ayuda a calmar el sistema nervioso simpático, lo que suele llevar a reducir los niveles de estrés, por un lado, y tambien la sensación de dolor percibida.

En cuanto a los ejercicios dirigidos a conseguir la atención plena o MIndfulness, pueden ayudar a las personas con fibromialgia de varias formas:
– El mindfulness y el MBSR enseña a dirigir la atención lejos del dolor con amabilidad, en vez de apartarla de este. Tomar conciencia del dolor de una forma amable es la clave de la eficacia del mindfulness ya que ello activa zonas neuronales que facilitan la integración y sanación.
– La capacidad del sistema nervioso central para percibir el dolor queda amortiguada.
– Los pacientes consiguen reducir los pensamientos angustiosos y otros sentimientos asociados al dolor.
– Potencia el autocuidado al darle al paciente herramientas para ser consciente de sus necesidades y querencias físicas gracias a la profundización en el conocimiento del propio cuerpo.
– Promueve la relajación muscular, reduciendo la tensión y la irritabilidad.
– Actúa como un paragolpes frente a los síntomas relacionados por la Reducción de estrés.
– Las sesiones de mindfulness se completan, en muchas ocasiones, con ejercicios de meditación y la práctica de yoga. Este último hace hincapié en posturas –o asanas– que aumentan la flexibilidad y la fuerza muscular y articular, siempre teniendo presente el ritmo de la respiración. “Aquí y ahora”, como suelen decir los maestros de yoga y como quiere transmitir la práctica del mindfulness.

No es una cura milagrosa, pero si es un tratamiento complementario para convivir con esta condición potentenciando los recursos internos de la persona.

Este resumen ha sido elaborado en colaboración con Daniel Quer de “El Blog de las Personas que viven con dolor
Para más información sobre este proceso de Mindfulness en dolor ver Plena Mente, Mindfulness o el arte de estar presente de Andres Martin Asuero (Ed Planeta, 2015)
Para más sobre cursos de Mindfulness y MBSR en Instituto esMindfulness de Barcelona, cursos online y Presenciales,

2 pensamientos en “Fibromialgia con Mindfulness: mirar el dolor con amabilidad alivia el malestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *