Mindfulness y Reducción de Estrés/Noticias

Blog # 8 – 6 razones para hacer un retiro en silencio

Por mi 50 cumpleaños me he hecho un regalo original , hacer un mes de meditación en silencio. Es una afición que tengo desde hace 20 años, hasta el año pasado solo me atrevía con retiros de 5-10 días, pero el año pasado probé con 2 semanas y me lance al desafío del mes de retiro.
Aunque se que es una afición rara, me siguen sorprendiendo las reacciones de la gente . Así unos días entes de partir, me encontré con dos buenos amigos que me miraron con una cara de perplejidad total, cuando les explique ilusionado mi proyecto. Así que después de despedirme de ellos, tome el compromiso de intentar recoger una crónica del retiro que les pudiera explicar que es algo que merece la pena. Aquí va mi intento .
El propósito del retiro, como nos explicó el maestro, un Tailandés exmonje de 80 años, que se dedica a esto profesionalmente, es practicar el arte de “solitude”. Una palabra que en inglés significa disfrutar de la soledad, pero que en castellano no tiene traducción , quizás porque a los mediterráneos no nos gusta estar solos. Sea como fuere, el maestro nos dijo que “Solitude es la puerta de acceso a la sabiduría” y así fue. Estar horas y horas inmóvil en el cojín, alternando con caminar y comer en silencio produce un estado mental excepcionalmente claro, desde el que se ven las cosas de otra forma. De este estado derivan varios importantes beneficios.

1- Conocerse mejor – En mi caso noté la Sabiduría aparecer cuando vi con claridad algunos de mis más destructivos comportamientos y el efecto que tienen. Me arrepentí de corazón de algunos de mis más lamentables actuaciones. Pedí perdón desde la distancia a todos aquellos a los que había decepcionado y me perdone, con esperanza de que ese acto de contrición me ayudase a comportarme con mas sabiduría la siguiente vez.
2- Desarrollar paciencia – Para alguien con tendencia a la impaciencia, este es un aprendizaje valioso. Se manifiesta en la aceptación amable de mis neuras (inquietud) , la aceptación de los otros (perdonarles también sus neuras) con sus incoherencias. Vi con claridad la inutilidad de quejarme y criticar tanto como hago, cosas que no se pueden cambiar y que no están en mi ámbito de control.
3- Agradecer – Otra manifestación de sabiduría fue el agradecimiento profundo que sentí en varias ocasiones. Un día me sentía como enamorado, como si el hecho de vivir mereciese la mayor celebración. Sentía agradecimiento por cosas cotidianas, como el coche en el aparcamiento o más complejas como mi trabajo y por tantas cosas con las que disfruto. Incluso cuando recordaba experiencias complicadas y frustrantes podía ver su valor como aprendizajes. También me acordé con mucho cariño de las personas cercanas a mi corazón, mi pareja, amigos, muchos amigos, padres hermanos y, sobre todo, a mis hijos, sentí lo tremendamente afortunado que soy de tenerles a mi lado.
4 -Tener experiencias de meditación profunda- Para un practicante de meditación hay un atractivo añadido que es la posibilidad de bucear en las profundidades de la mente, llegando a estados alterados de conciencia que son imposibles de lograr en la vida normal. Esto si que es una aventura. Tuve la fortuna de visitar varios cielos, o al menos algo que se parecía mucho a las descripciones de los místicos. Me di cuenta de que el cielo está aquí y ahora, pero que el ruido mental producido constantemente por las preocupaciones o recriminaciones, nos impide estar en el. Por algunos momentos conseguí una estabilidad de la mente total, o eso parecía, que producía una sensación de paz y bienestar que nunca había conocido. Un estado de paz que me rodeaba y abrazaba, como algo sutil pero real.
También visité algunos infiernos, claro, aquellos que se organizan como tormentas emocionales al recordar algún acontecimiento vergonzoso o lamentable de mi pasado. Aunque no los llamaría infiernos si tuve momentos de extrema tristeza como si conectara con el dolor del planeta. Sentí como si estuvieran cerca el dolor y las penurias de multitudes de personas que sufren y sentí con mucha pena el daño que el ser humano esta produciendo a las otras formas de vida y el clima del planeta.
5-Cuidar el cuerpo – En el retiro estaba prescrita la comida sencilla y vegetariana, sin alcohol, ni café. Además se recomendaba comer poco y escuchar al cuerpo. En mi caso eso se tradujo en comer muy despacio, con plena conciencia y con frugalidad, pero sin pasar hambre. El resultado fue unas comidas muy agradables y a la vuelta 4 kg. menos en báscula, que a nuestra edad se agradece. Como regalo mi colesterol bajó un 20%, lo que me dejo impresionado. Así que mi cuerpo agradeció el retiro, a su manera.
6- Alinearme con lo que de verdad me importa– Tantas horas en solitude te permitieron revisar lo significativo de mi vida y reflexionar sobre lo que es esencial. Vi mi trayectoria vital como un todo y pensé que ya estoy en la segunda parte. Me pareció que no hay tanto tiempo e identifiqué con claridad lo que quiero reducir y que es lo que quiero fomentar en el futuro. De esta lucidez tomé algunas decisiones que ya estoy poniendo en práctica, orientadas a vivir una vida con más sentido y coherencia .

Bueno pues esto sería un resumen de los beneficios de invertir unas 200-250 horas de meditación formal, en el cojín, yo conmigo mismo. Ahora que lo escribo me hace sentirme orgulloso. Como toda experiencia cumbre, cuando acaba parece más fácil, pero la considero my valiosa y estoy seguro que tendrá un gran efecto en mi vida. No es algo que se pueda recomendar alegremente ya que necesita una preparación larga, de varios años. Pero creo que es un verdadero lujo, al alcance de unos pocos: el poder salir una temporada de la corriente de actividad frenética en la que vivimos para estar uno consigo mismo. Para ver la vida con calma, para hacer las paces con el pasado y encarar el futuro con lucidez y serenidad.
Como final las palabras del lama Gendum , que define bastante bien mi experiencia de algunos momentos y la he recodado frecuentemente.

“La felicidad no se encuentra con mucho esfuerzo y voluntad,
sino que reside ahí, muy cerca del relajo y el abandono.
No te inquietes; no hay nada que hacer”.

Para los quieran animarse aqui hay algunas opciones de retiros por Instituto Esmindfulness
Con mis mejores deseos
Andres Martin Asuero
Instituto Esmindfulness, Barcelona
Septiembre, 2014

12 pensamientos en “Blog # 8 – 6 razones para hacer un retiro en silencio

  1. Andrés, Un cop més, et donem les gràcies per compartir les teves experiències i coneixements.

    Cuidem el silenci, difonem les seves virtuts explicarem la teva experiència en la Casa del Silenci.

    Una forta abraçada

    pep

  2. Hola Andrés!
    Compartimos mantel a bordo de Isiltsu para contemplar los fuegos este verano, justo antes de iniciar tu retiro, en la Concha.
    El poder del silencio, el poder de las palabras es mi frase favorita porque no es fácil trasmitir con palabras ciertas vibraciones.
    Espero volver a coincidir por nuestra tierra porque me encanta aprender de la sabiduría ajena … tus amigos se acordarán de tus palabras cuando el dolor llame a sus puertas :) salvo que decidan empezar a “despertar”.
    Gracias por compartir.

  3. Andres,

    me encantaría poder tener una experiencia parecida. Como decia Ramana Maharashi ” el unico maestro verdadero es el silencio”.

    Events happen, deeds are done, but there is no individual doer thereof

  4. Pingback: Blog # 9- Homenaje a Eduardo Chillida (1924-2002) | Andrés Martín Asuero

  5. Qué gran experiencia, Andrés… Gracias por compartirla!
    Para mí este cambio de mirada es lo más parecido a volver a nacer, una renovación profundísima del ser. Cambia la mirada y cambia el universo, acaso cabe diferenciar entre lo uno y lo otro.

    Un fuerte abrazo, que estés bien.

    Isaac

  6. Hola Andrés,
    Gracias por compartir tu intimidad en la meditación. He estado 4 días en un retiro,no teníamos tantas horas de meditación pero conecté con algunas cosas de las que tú hablas: el agradecimiento, la sensación de que esto es impermanente… leerte me ha motivado a seguir meditando y a organizarme para ir a más retiros.
    Un abrazo
    Cris

  7. Hola Andes:
    Gracias por tu generosidad de compartir con nosotros tu experiencia del silencio, es un refuerzo para los que nos hemos propuesto recorrer este camino y de momento solo sacamos dolor de espalda y de rodillas.
    Un saludo cordial
    Paco Gutiérrez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *